Al menos cinco personas participaron en feminicidio de Abril Pérez

 

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX) halló que al menos cinco personas participaron en el feminicidio de Abril Pérez Sagaón, el pasado 25 de noviembre.

 

Cámaras de videovigilancia revelaron que Abril fue seguida por dos automóviles compactos y el motociclista que ejecutó su homicidio desde que salió del búnker de la PGJ, a donde había acudido a petición de su exesposo y principal sospechoso del crimen, Juan Carlos N.

 

Según las indagatorias de la Policía de Investigación citadas por el diario El Universal, los ocupantes de los dos autos mantuvieron constante comunicación con el motociclista hasta que éste le disparó a Abril Pérez en al menos cinco ocasiones, sobre Río Churubusco.

 

MATONES HUYERON HACIA LA COLONIA DOCTORES

La mujer murió víctima de dos impactos de bala, al tiempo que los implicados huyeron hacia la colonia Doctores.

 

Se presume que Juan Carlos N. planeó el asesinato de su exesposa desde la cárcel, y una vez que salió bajo fianza como parte del proceso penal en su contra iniciado por Abril al quererla matar en su casa, lo ordenó.

 

La víctima llegó la tarde del 25 de noviembre al búnker de la PGJ-CDMX, en atención a una audiencia pactada por su exesposo bajo el argumento de querer arreglar el problema. Pero el hombre nunca llegó y ella se retiró en compañía de su abogado y uno de sus hijos.

 

Más tarde fue asesinada por un motociclista, cuya identidad aún se desconoce. Los otros dos autos implicados habrían servido de ‘muro’, es decir, se habrían puesto delante y detrás del carro en el que viajaba Abril para asegurar su homicidio.

 

DENUNCIA  SU EXESPOSO

En enero de este año, Abril Pérez Sagaón denunció ante las autoridades capitalinas que su entonces esposo Juan Carlos N. había intentado asesinarla al golpearla con un bat.

 

El hombre aseguró en redes sociales que quien había iniciado la agresión fue ella, porque lo hirió con una navaja. Abril aclaró que lo hirió en defensa propia hasta verse víctima de la agresión con el bat.

 

En el análisis del caso, el juez de Control, Federico Mosco, determinó reclasificar el delito por el que se acusaría a Juan Carlos N., bajo el argumento de que la agresión ocurrió cuando Abril dormía.

 

Así, de intento de homicidio se acusó al hombre de violencia intrafamiliar y otro juez le concedió la libertad el 8 de noviembre, precisa El Universal

Dejar un Comentario