Así trataron al primer infectado con el coronavirus en EU

coronavirus

 

Médicos norteamericanos relataron el tratamiento que siguió el primer paciente diagnosticado con el coronavirus en Estados Unidos.

 

Un informe detallado del Equipo de investigación de casos del 2019-nCoV del estado de Washington fue publicado en la revista médica The New England Journal of Medicine.

 

La persona contagiada —un hombre de 35 años— acudió a una clínica de Seattle (Washington) el pasado 19 de enero quejándose de tos y fiebre. El paciente pronto fue llevado a la sala de examen, donde reveló que hace cuatro días regresó al país tras visitar a sus familiares en la ciudad china de Wuhan (epicentro del brote).

El hombre tenía una temperatura de 37.2 ºC y ruidos respiratorios, no obstante, la radiografía de tórax no detectó ninguna anomalía. Las pruebas de detección de diferentes tipos de virus (de la influenza A y B, parainfluenza y etc.) y cuatro tipos comunes de coronavirus (HKU1, NL63, 229E y OC43) dieron negativo.

 

TOS SECA, NÁUSEAS Y VÓMITOS

El hombre fue colocado en una unidad aislada de un centro médico local para observaciones clínicas. Tenía tos seca persistente e informó que durante los últimos dos días había sufrido náuseas y vómitos.

 

No tenía problemas respiratorios ni dolor en el pecho, mientras que los signos vitales se encontraban dentro de la normalidad. Los doctores le prescribieron cuidados médicos de apoyo, incluidos una solución salina normal y antieméticos.

 

Entre el segundo y el quinto día de hospitalización, los signos vitales del paciente permanecieron estables. Durante este período, los médicos le tomaron muestras de heces y de vías respiratorias, las cuales dieron positivo para el 2019-nCoV. Al hombre se le recetó otro fármaco para la tos, así como paracetamol e ibuprofeno para la fiebre.

NEUMONÍA

La noche del quinto día de hospitalización (y noveno de la enfermedad), una segunda radiografía mostró la presencia de neumonía, mientras que la saturación de oxígeno del paciente cayó al 90%.

 

Los doctores comenzaron a administrarle oxígeno adicional a través de cánulas nasales, así como vancomicina y cefepima para tratar la neumonía.

 

Al sexto día de hospitalización, otra radiografía reveló opacidades en ambos pulmones y la auscultación, estertores. Los médicos iniciaron el tratamiento intravenoso con el medicamento antiviral remdesivir y cancelaron la vancomicina y la cefepima.

 

INICIA RECUPERACIÓN

Al octavo día de hospitalización (12° día de la enfermedad), el estado del enfermo mejoró: el paciente recuperó su apetito, la saturación de oxígeno volvió a la normalidad, por lo que ya no necesitaba oxígeno suplementario. Todos los síntomas, excepto la tos seca y la congestión nasal, desaparecieron.

Para el 30 de enero (un día antes de la publicación del informe), el hombre todavía se encontraba hospitalizado. Solo presentaba una pequeña tos que gradualmente se estaba debilitando.

 

Hasta el momento, EU ha registrado once casos de infección en los estados de Washington, California, Arizona, Illinois y Massachusetts. A nivel global, el número de contagiados sobrepasa los 20.600, con casos reportados en más de 20 naciones.

Entradas relacionadas