Comercio internacional y migración: cuestiones económicas y humanitarias que van de la mano y no pueden soslayarse

 

Guadalupe Salazar Mondragón

De gran prioridad resulta analizar y entender la relación que guardan el comercio internacional y los movimientos migratorios, concluyeron los asistentes convocados por la Barra Mexicana del Colegio de Abogados A. C, la mañana del pasado 12 de julio, día en que se reconoce en nuestro país la labor profesional de los abogados.

 

Debido a que la problemática migratoria presenta diferentes aristas, la Barra de Abogados organizó una sesión de análisis y reflexión a partir de la premisa de que el comercio exterior y la migración se encuentran íntimamente relacionados y, junto con ellos el problema de la corrupción, que sigue siendo un foco rojo que repercute en la violación de derechos humanos, a pesar de las intenciones del actual gobierno por erradicarla.

 

Para el análisis del tema de comercio exterior y derecho migratorio, se dieron cita en un salón del WorldTrade Center de la Ciudad de México, diversos especialistas en leyes interesados en escuchar las observaciones de los maestros Ricardo Ramírez Hernández, exjuez del Órgano de apelación de la Organización Mundial de Comercio,y Bernardo Méndez Lugo, excónsul de México en Chicago y actualmente director ejecutivo de la Fundación pro-migrantes, América sin Muros.

 

Ambos fueron invitados para exponer su punto de vista desde su experiencia profesional en la atención a problemáticas de migración.

 

LIBRE COMERCIO Y MOVILIDAD LABORAL

Ramírez Hernández señaló que “no es nada frecuente la inclusión de variables laborales y migratorias en temas de comercio internacional pero cada vez es más notorio que los tratados de libre comercio están incluyendo cláusulas relacionadas con aspectos laborales, y de alguna manera estas cláusulas influyen o impactan en consideraciones de índole migratoria. Los tratados generalmente restringen la movilidad laboral y promueven acuerdos para movilidad entre profesionales y técnicos en los países miembros.

 

Es muy singular y curioso, comentó, que el actual edificio en donde está la Organización Mundial de Comercio (OMC) en Ginebra haya sido la antigua sede de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)“pero la verdad no ha habido mucha comunicación entre ambos organismos aunque ambos pertenecen al sistema de la ONU. Sería pertinente un diálogo y acercamiento de ambas instituciones hoy, cuando se discuten e incluyen cada vez más temas laborales en los tratados de libre comercio”, enfatizó.

 

También refirió que ahora los expertos en comercio exterior son más requeridos y consultados pero falta entender más a fondo las causas de la migración, y conectar el incremento de los flujos migratorios con la depresión de los precios de productos de exportación de países pobres.

 

El especialista ejemplificó: si baja el precio del café, el aguacate y el tomate, o se imponen restricciones arancelarias o no arancelarias a los productos nacionales, eso repercute directamente en los empleos de campesinos y pequeños productores que si no tienen trabajo e ingresos son candidatos a migrar. Si se combina el estancamiento de precios de productos de exportación con sequías, huracanes destructivos y violencia de la delincuencia y pandillas en Centroamérica, entonces veremos como hasta ahora, desplazamientos forzados de personas,hacia otros países que les ofrezcan mejores opciones de vida.

 

Es importante señalar también que el TLCAN se convirtió en un acuerdo laboral porque nadie habla de ello, concluyó.

 

ESCENARIOS POSIBLES

El planteamiento de diversos escenarios posibles, en materia de  Politica exterior entre Estados Unidos y México, quedó a cargo del maestro Bernardo Méndez Lugo, durante su participación en el Foro organizado por la Barra de Abogados.

 

En su intervención, Méndez Lugo refirió la última entrevista que otorgó el embajador eminente Andrés Rozental el 8 de julio pasado al Heraldo de México, con quien coincide en que el gobierno mexicano se precipitó en aceptar las condiciones que impuso Estados Unidoscon la amenaza deTrumpde imponer a Méxicoun arancel a los productos mexicanos, cuando se tenían condiciones para negociar y esperar, pues incluso entre los legisladores norteamericanos había oposición a las medidas amenazadoras de Trump.

 

Acerca de la vinculación de población mexicana indocumentada, el exCónsul en Atlanta, San Fco, Tucson y Montreal y Consejero en la embajada de México en El Salvador y académico invitado en la Universidad Nacional de Nicaragua, sostuvo que ésta ha disminuido en los últimos 4 años y de 6.8, hoy ha disminuido a 6 millones la población mexicana indocumentada en Estados Unidos.

 

Un aspecto más que señaló como prioritario de atender es el próximo operativo fuerte de deportaciones de Estados Unidos que se avecina y para el que no se ha preparado lo suficiente el terreno laboral.

 

“Si se considera que el número de deportaciones desde el gobierno de Obama al de Trump han sido aproximadamente de 4 millones de migrantes, principalmente de estados como Michoacán, Oaxaca, Guerrero, y no se ha contado con recursos suficientes para atenderlos en su retorno al país con capacitación laboral incluso, el escenario se torna muy complicado.

 

DIVERSIFICACIÓN COMERCIAL, CON CANDADOS

En tanto, la opción de diversificación comercial no es realmente una posibilidad de desarrollo para México, porque existe una cláusula del TLCAN que limita esas posibilidades, señaló el excónsul, al referirse al comercio de México con otros países como China.

 

Otro aspecto importante a considerar, acotó, es el tema de las remesas paraMexico y Centroamerica, ya que también se han visto afectadas por cuestiones fiscales; aún así representan para México 6 mil millones de dólares.

 

El sector turismo, la economía de la frontera norte y la variación en los precios de productos agrícolas como el tomate y el café, son aspectos de igual importancia que tendrán que considerarse en futuros análisis del problema migratorio, para visualizar mejores escenarios que den solución a los problemas desde su origen, concluyó el director de la Fundación América sin Muros.

 

Coordinaron el evento el maestro Gerardo  Canseco Romero y el licenciado José Rodrigo Salgado Moreno, apoyados por los licenciados Alberto Santillán Gaitán y Rodrigo García Torres Trueba.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario