Descubre Bogotá estas vacaciones: una de las mejores ciudades de América

Colombia es uno de los países más increíbles de Sudamérica. Son tantos sus paisajes que es difícil decidir qué ver cuando se va de vacaciones. No obstante, si hay un lugar que debería ser de visita obligada por todos y cada uno de los turistas, ese es la capital. Bogotá cuenta con una historia reciente de incomparable relevancia y se ha convertido en uno de los destinos más reclamados por diferentes razones.

 

 Su casco antiguo

La increíble experiencia que supone recorrer las calles de la ciudad, la tercera más grande de América, es uno de los tours en Bogotá que nadie debería dejar de lado. Son muchos los lugares a visitar, conociendo en profundidad los orígenes de los cimientos que la llevaron a ser lo que es hoy en día.

Pasear por La Candelaria, lugar en el que el capitán Gonzalo Jiménez de Quesada fundó Santa Fe de Bogotá en 1538. La arquitectura colonial es una lección de historia que todo turista debe aprender.

Más reciente, el gran momento de la independencia del reino de España en 1819 de la mano de Simón Bolívar. Figuras que sirven para presentar respetos a su persona y una arquitectura neoclásica que contrasta a la perfección con la colonial, formando un todo que supone la confección de toda una ciudad y, más aún, de todo un gran país.

Eso sí, las imágenes en los murales callejeros, grafitis de alto nivel e identidad indígena, la Catedral Primada, el teatro Colón y grandes calles como el Callejón del Embudo y la Avenida Jiménez son lugares que requieren una especial atención y dedicarles el tiempo que merecen para lograr una visita plena.

 

Su historia: la violentología

No hay duda de que la historia reciente de Colombia ha estado marcada por la violencia, manchando de sangre unas calles que tan solo ansiaban la libertad y la tranquilidad que merecía este país.

Hoy en día, con la sustancial mejora en factores como la lucha contra la droga, Colombia hace acto de conciencia y acepta su pasado más actual y lo pone al servicio de todos aquellos que sientes la curiosidad. Porque ser consecuentes tanto con los buenos sucesos, como con los malos, es la única forma real de avanzar como sociedad.

Desde la Guerra de la Independencia hasta el auge de los narcos y las guerrillas. Todo esto se ha convertido en un punto de interés político donde poder recorrer cada sanguinario acto de violencia. Las consecuencias del cártel de Pablo Escobar siguen vigentes hoy en día y por fin el turista podrá comprender los motivos de su crecimiento.

Todo esto rodeado de un halo esperanzador. Porque el presente de Colombia ya se ha convertido en un momento de paz, habiendo asumido los errores, aprendido de ellos y dejando de lado por fin la ciencia que ellos mismos implementaron: la violentología.

Si el presente ya es un lugar tranquilo, solo se puede augurar lo mejor para su futuro como la gran nación que es. Gran nación que podemos conocer estas vacaciones si nos lo proponemos.

 

Su gastronomía

Todo esto está muy bien. Unas vacaciones culturales en las que descubrir una cultura única y diferente. Pero no podemos dejar de lado el factor de la gastronomía, porque hay pocas cosas tan placenteras como poder llenar bien nuestro estómago con unos sabores y productos a los que no estamos acostumbrados.

Empecemos por el final. Las frutas tropicales de Colombia son uno de los grandes manjares que ofrece el país. Acompañadas siempre de la bebida indígena elaborada a base de maíz, agua y caña de azúcar.

No podemos tampoco dejar escapar la oportunidad de probar sus características empanadas. Bogotá, en concreto, cuenta con una receta a base de patata, carne y maíz que te dejará sin palabras. Además, aprovecha la oportunidad de deleitarte con unas arepas, el plato típico colombiano.

Bogotá son sus calles, su gente, su comida… Es una mezcla perfecta en los que todos y cada uno de sus ingredientes hará de las vacaciones de cualquier turista una experiencia inolvidable.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario