El confinamiento, “arma medieval” que pudo matar a más personas de las que salvó: Michael Levitt, Nobel de Química

 

La cuarentena decretada por el Gobierno británico para frenar el coronavirus ha podido matar a más personas de las que ha salvado, asegura Michael Levitt al diario The Telegraph.

 

Levitt, de 73 años, uno de los científicos galardonados con el Premio Nobel de Química de 2013, predice que el Reino Unido superará el covid-19 en unas semanas más.

Creo que el confinamiento no salvó vidas, incluso pudo haber costado vidas, asevera el experto.

 

Si bien -añade-, las medidas adoptadas habrían salvado a algunas personas de accidentes de tráfico y cosas parecidas, el daño social —abuso doméstico, divorcios, alcoholismo— ha sido extremo, por no hablar de quienes no fueron tratados por otras afecciones.

 

EL VIRUS DEL PÁNICO

El catedrático de la Universidad de Stanford, asevera que el verdadero virus fue el virus del pánico, del que fueron presa líderes mundiales por razones que no le quedaron claras, a lo que se unió una gran falta de debate.

Puntualiza que no hay duda de que se puede detener una epidemia con un encierro, pero se trata de un arma muy contundente y muy medieval.

 

Asevera que el brote podría haberse detenido con la misma eficacia con otras medidas sensatas, como mascarillas y otras formas de distanciamiento social.

Foto: Wikipedia

Entradas relacionadas