En 2010, la primera reacción del hoy expresidente Felipe Calderón fue señalar a las víctimas de la masacre de Villas de Salvárcar como presuntos delincuentes

muertos

La madrugada del 31 de enero de 2010, unos 60 jóvenes que se encontraban en una fiesta en una vivienda del fraccionamiento Villas de Salvárcar fueron atacados por un grupo de hombres armados que irrumpió en la reunión y disparó contra todos los asistentes.

15 jóvenes murieron y otros 12 resultaron gravemente heridos.

La primera reacción del entonces presidente Felipe Calderón fue señalar a las víctimas como presuntos delincuentes.

“Que fueron cobardemente asesinados probablemente por otro grupo con quien sostenían, es una de las hipótesis que se investigan, cierta rivalidad”, dijo el expresidente Calderón el 2 de febrero de 2010.

Durante su visita a Ciudad Juárez, el 11 de febrero de 2010, le reprocharon esas declaraciones.

“Yo no puedo darle la mano y decirle bienvenido porque para mí no es bienvenido. Quiero que usted se retracte de lo que usted dijo que eran pandilleros, mentira, ninguno de mis hijos, no no, es que no puede ser”, increpó Luz María Dávila al expresidente Calderón el 11 de febrero de 2010.

Luz María Dávila perdió esa noche a sus dos hijos, Marcos y José Luis.

“Bien difícil, diez años que no se van, diez años que no se aguantan de perder a mis hijos, fueron unas personas que no tuvieron corazón de habérmelos arrancado así”, destacó Luz María Dávila, madre de Marcos y José Luis.

“Mis hijos estaban estudiando, marcos estaba en la UACH, estaba estudiando relaciones internacionales, tenían 19 años, José Luis aún estaba en la prepa, tenían muchas ilusiones de salir adelante, de ser un muchacho de bien”, apuntó Luz María Dávila, madre de Marcos y José Luis.

La casa de Villas de Salvárcar donde murieron los estudiantes ya no existe. En su lugar fue construido un memorial con las fotografías de las víctimas.

“Que, si le daba permiso media hora más, en eso en cuanto salió, fue cuando, cinco diez minutos fue cuando ya. Él quería ser médico, le gustaban mucho los niños, él siempre decía que quería estudiar medicina”, señaló Reyna Alicia Hernández, madre de José Adrián.

Entradas relacionadas