¿Es posible obtener un pasaporte europeo desde México? Nacionalidad portuguesa por origen sefardí

pasaporte

Muchos mexicanos han encontrado la oportunidad de conectar con Europa y descubrir sus orígenes en la península Ibérica. España y Portugal han brindado la oportunidad de obtener la doble nacionalidad a quienes son descendientes de comunidades judías expulsadas en el siglo XV.

Hasta hace un año, la ley española 12/2015 permitía a los descendientes de los sefardíes solicitar la nacionalidad. De acuerdo con el Ministerio de justicia español, más de 30.000 mexicanos han solicitado la nacionalidad por esta vía.

La opción de iniciar el proceso en España finalizó en 2019, pero Portugal mantiene abierto el plazo para solicitar la nacionalidad portuguesa por origen sefardí y con ello obtener un pasaporte europeo. El Decreto-Lei no 30-A/2015, de 27 de fevereiro permite presentar las solicitudes de nacionalidad portuguesa para sefardíes y tiene un plazo ilimitado.

“Creo que es una gran oportunidad para el futuro de muchas personas en México y un reencuentro con el pasado para todos aquellos que han descubierto su origen sefardí y nos piden ayuda para gestionar su nacionalidad. Hablamos de familias enteras en la zona de Nuevo León que descienden de Marcos Alonso de la Garza y Arcón, judío sefardí nacido en Lepe (Huelva, España), quien se estableció en Nuevo León y de quien se estima que pueden descender unos dos millones de personas, cuyos descendientes tienen  apellidos como Garza, Treviño, Cavazos, Elizondo, Cantú, Villarreal, Guajardo, etc..”, afirma Rubén Mañanes, Director de la firma madrileña Stratego Abogados especializada en estos procesos de nacionalidad.

Existen numerosas ventajas de la Ley portuguesa para sefardíes, para empezar, no es necesario viajar a Portugal en ningún momento a lo largo del proceso, ni conocer el idioma portugués, ni la realización de ningún tipo de prueba de cultura general. Tampoco exige al solicitante la renuncia a la nacionalidad anterior.

Beneficios al obtener la nacionalidad portuguesa:

  1. Derecho a residir y trabajar en cualquier país de la Unión Europea, extensible a los cónyuges e hijos dependientes.
  2. Hacer cursos de grado o postgrado en universidades europeas, con la tarifa para los ciudadanos de la UE.
  3. Entrada sin visado a países que no exigen visado a portugueses. Passport Index sitúa al pasaporte portugués como el 3º más poderoso del mundo en 2020.
  4. Derecho a Sanidad Pública en casos de urgencia, en caso de no tener cobertura médica en el país de residencia habitual.
  5. Protección en Consulados de Portugal en otros países.
  6. Incentivos fiscales muy atractivos para quien se traslade a residir a Portugal.

Cualquier persona mayor de dieciocho años que pueda probar su condición de descendiente de los sefardíes originarios de España o de Portugal, podrá solicitar la nacionalidad portuguesa, aun cuando no tengan residencia legal en Portugal.

La Ley está abierta a judíos de origen sefardí y a quienes hoy no son judíos, siempre que puedan probar que descienden étnicamente de quienes fueron expulsados o forzados a convertirse a la religión católica a partir de 1492.

La tramitación de la solicitud de la nacionalidad portuguesa pasará por tres etapas o pasos diferentes:

Primero: Solicitud del certificado de origen sefardí ante alguna de las comunidades judías de Portugal legalmente habilitadas para expedirlo. Oporto solo certifica el origen sefardí de judíos sefardíes con padres o abuelos ortodoxos. La Comunidad judía de Lisboa certifica el origen sefardí tanto a los judíos sefardíes como a quienes no son judíos en la actualidad, pero pueden acreditar documentalmente y de manera clara su descendencia judeoconversa sefardí o criptojudía.

Segundo: Una vez que obtenga dicho certificado de origen sefardí, se podrá formalizar la solicitud de la nacionalidad portuguesa en el Ministerio de Justicia de Portugal.

Tercero: El Ministerio de Justicia de Portugal dará al expediente de solicitud el trámite legal y resolverá con la concesión o denegación de la nacionalidad portuguesa. La Dirección General de los Registros y el Notariado del Ministerio de Justicia del Gobierno de Portugal viene empleando unos veinticuatro meses en resolver cada una de las solicitudes de la nacionalidad portuguesa para sefardíes.

Se denomina sefardíes o sefarditas a los judíos que vivieron en España o Portugal hasta que ambos reinos decretaron la conversión forzosa o la expulsión, lo cual se produjo en 1492 en el caso de España y 1497 en el caso de Portugal. Pueden solicitar la nacionalidad los descendientes de quienes fueron expulsados o forzados a convertirse a la religión católica a partir de 1492.

El Decreto-Ley no 30-A/2015, de 27 de febrero, no distingue entre los judíos de los reinos españoles o los portugueses, y considera judíos sefarditas a los descendientes de las antiguas comunidades judías españolas o portuguesas de la Península Ibérica.

Hay que aclarar que, si bien los apellidos pueden ser indicios del origen sefardí, no es una nacionalidad por apellido, ya que hay que demostrar a través de métodos de prueba fehacientes, como informes genealógicos o certificaciones de rabinos, ese origen sefardí.

Con oficinas en Madrid y Lisboa, el despacho Stratego Abogados es un referente en la tramitación de nacionalidad por origen sefardí. Estos procesos requieren, no sólo el conocimiento de la ley, sino el entendimiento del proceso y de la historia de los sefardíes. Contar con el apoyo de profesionales, facilita el proceso y, sobre todo, maximiza las posibilidades de éxito.

Entradas relacionadas