Evo Morales convoca a milicias armadas populares; lo acusan de querer sembrar terror y violencia

 

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, y funcionarios de su gobierno, condenaron las declaraciones de Evo Morales quien, desde su refugio en Argentina, dijo que convocará a milicias populares como las de Venezuela si retorna a su país.

El ministro de Justicia, Álvaro Coímbra, afirmó que las declaraciones son prueba de sedición y terrorismo, por lo que presentarán una nueva denuncia. Hay otra que pesa sobre Morales y fue interpuesta por el Ministerio de Gobierno.

Áñez escribió en su cuenta de Twitter que “ante la intención de sembrar terror y violencia sólo encontrarán al pueblo boliviano unido. Y frente a las amenazas, nuestra más profunda vocación democrática”.

EMULAR EL MODELO VENEZOLANO

Morales pidió el domingo a sus simpatizantes emular el modelo venezolano y organizar milicias armadas del pueblo en caso de que pueda volver a su país.

Ello, según un audio difundido por la radio Kawsachun Coca de los cocaleros de la localidad del Chapare, en el departamento central de Cochabamba, de los que Morales es líder.

Nosotros condenamos las declaraciones de Morales. El pueblo no quiere enfrentamientos, sino buscar una salida democrática e ir a las urnas este 3 de mayo, dijo el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez.

La canciller Karen Longaric pidió por Twitter a la comunidad internacional “repudiar esta amenaza y a quien la hizo”.

La ola de críticas también incluyó a integrantes de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS). La presidenta de Senado, Eva Copa, expresó que no son adecuadas. “No creo que la violencia se solucione con violencia”, fustigó.

Entradas relacionadas