FGJCDMX: Banda de taxistas usa juguetes sexuales para abusar de mujeres, grabarlas y difundir videos en Internet

violación y abuso sexual contra niños

“Me introdujeron un objeto extraño”, narró una alumna de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, al denunciar que fue agredida sexualmente por dos hombres abordo de un taxi.

La joven, de 21 años de edad, detalló que el pasado 31 de enero, a las 23:00 horas, tomó un taxi en la calle Azafrán, de la colonia Granjas México, en la alcaldía Iztacalco. Al bordar el vehículo, indicó al conductor la dirección a la que debía dirigirse; sin embargo, este puso los seguros al automóvil y paró una calle adelante, donde subió otro hombre.

A bordo del taxi, los sujetos la sometieron; uno de ellos la desnudó de la cintura hacía abajo y después le introdujeron un “objeto extraño” por un minuto.

Pese a sus intentos, no logró huir de sus agresores, quienes le voltearon el rostro mientras la agredían para que, no los identificara. Después de abusar de ella, la abandonaron en la calle.

Graban a sus víctimas y difunden videos en la deep web

Una hipótesis apunta que, los agresores graban con un celular sus ataques, en los que usan juguetes sexuales, y después ofertan los videos en la deep web, informó El Universal.

Otros casos

El caso de alumna de la UAM reactivó una investigación que, la ahora Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México tiene abierta desde 2018, sobre hombres que utilizan juguetes sexuales para agredir a mujeres.

De acuerdo con la carpeta de investigación CI-FDS/FDS-1/UIFDS-1-01/00058/02-2020, el modus operandi de estos sujetos ha sido denunciado al menos cuatro veces en 2019, las mismas reportadas en 2018.

Los agresores eligen a jóvenes universitarias o trabajadoras que solicitan un taxi a las 23:00 horas aproximadamente, en calles de las alcaldías Azcapotzalco, Miguel Hidalgo, Benito Juárez, Cuauhtémoc y Álvaro Obregón.

Las investigaciones señalan que, al menos son dos unidades diferentes operadas por la misma persona, de entre 20 y 25 años de edad, quien trata de “manera muy amable” a sus víctimas, detalló El Universal.

Ante estos casos, la FGJ del Ciudad de México y la Secretaría de Seguridad Ciudadana han implementado operativos en puntos específicos para das con los agresores.

Fuente: Radio formula

Entradas relacionadas