“Hijos de la chingada”, saluda Rubén Albarrán durante ponencia en el Senado

Al tener participación en el foro “Los Costos de la Masculinidad Tóxica”, el vocalista del grupo Café Tacuba, Rubén Albarrán abrió su ponencia diciendo: “respetuosos y empáticos saludos hijos de la chingada”.

Contrario a lo que se interpretaría como un insulto, el también activista se refería al  “génesis de nuestra historia”.

“No es a ustedes trabajadores de este recinto a quienes me dirijo […]  que estas palabras vayan a todos mis hermanas y hermanos con quienes comparto un proceso histórico, geográfico y cultural”, refirió.

Explicó que como mexicanos no podemos negar a nuestro padre, “un violador, golpeador y drogadicto”. Ni a nuestra madre, “la chingada, violada, golpeada y sumisa”.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario