Los cursos online, una forma recurrente de aprender en la modernidad

Estudiantes tomando cursos online

El aprendizaje a distancia ha sido una de las cuestiones más recurrentes debido al confinamiento producto de la pandemia del COVID-19 que azotó a cada rincón del planeta y cambió drásticamente la rutina de vida de las personas. El estudio no quedó ajeno a esta problemática, pero diferentes casas de estudios aprovecharon el poderío de una herramienta como el internet para no cortar con los procesos educativos.

 

 

Esto no solo abarca a los estudiantes de carreras universitarias o terciarias, sino también a las personas en general que tomaron cursos online, un fenómeno que explotó de cierto modo a la pandemia y la cantidad de tiempo libre con el que contaban debido al encierro dentro de sus hogares. Sin dudas la virtualidad, así como fue el nexo entre la sociedad para continuar vinculándose, pero también colaboró de sobremanera a esa necesidad de ocupar el tiempo ocioso con el que se encontraba la gente.

Las plataformas de cursos online encontraron un importante rédito porque el público se volcó a sus sitios web para continuar aprendiendo, ya sea como un complemento de las carreras universitarias que los estudiantes se encontraban estudiando, como así también temáticas que poco se relacionaban con ello, pero que eran sin duda del agrado de quien tomaba dichas clases. Desde Marketing o Finanzas, pasando diseño gráfico y productos digitales, comunicación con la transformación digital que se está viviendo o simplemente estilo de vida son algunas de las innumerables opciones con las que cuentan los usuarios.

Sin dudas que los procesos de enseñanzas y aprendizajes han ido evolucionando con el correr del tiempo, en estos últimos años de manera más acelerada debido a los avances tecnológicos que permitieron brindarles nuevas herramientas, con un inmenso potencial, a las entidades universitarias y estas aprovecharlas para ofrecer una oferta académica mucho más nutrida. Este crecimiento ha llevado a replantearse las formas de la educación ya que esta se debe en un porcentaje importante a la relación y la interacción que se construye entre los alumnos con el profesor en cuestión.

 

 

Una de las formas más utilizadas para enseñar mediante los cursos online es el microlearning, que hace referencia a los aprendizajes que son breves y principalmente a corto plazo, con el contenido dividido en fracciones pequeñas aportando mayor facilidad y rapidez para aprender. El microaprendizaje llegó para quedarse aporta nuevas herramientas de estudio tanto para profesores, como también para alumnos, principalmente con la practicidad con la que estos procesos se pueden llevar a cabo en cualquier ámbito, con un porcentaje prácticamente total de asimilación por las partes que lo componen.

Un experimento llevado a cabo durante el tiempo de pandemia en donde se empleó el microlearning en el ámbito universitario, arrojó datos favorables a esta forma que busca cumplir requisitos tales como que la enseñanza debe ser continua, con la libertad del estudiantes de repetir las veces que lo considere necesario; ubicuo, ya que puede llevarse adelante desde cualquier lado; gradual, yendo siempre de menor a mayor en cuanto a la complejidad de los temas; y granular, ya que también es necesario una conexión con cada una de las fracciones de enseñanza con las que cuentan los cursos.

El proceso que vivió la sociedad durante la pandemia no solo afecto a sectores como las empresas, sino que también obligó a la educación a adaptarse a las nuevas herramientas necesarias, con el fin de poder continuar adelante con la educación de los miembros de la comunidad, aunque la forma de enseñar no ha quedado ajena a los desafíos que se plantean en la actualidad. Algunas plataformas de cursos y aprendizaje han sabido aprovechar los tiempos que corren con el fin de ser útiles para que todos los actores dentro del ecosistema educativo puedan sentirse parte, aquellos más de 350 millones de estudiantes alrededor del mundo que se quedaron sin presencialidad gracias a la pandemia.

 

¿Qué debe hacer el ámbito educativo para no quedarse estancado en el pasado?

 

El desarrollo constante de nuevas tecnologías lleva a pensar que es inevitable continuar viendo los avances a pasos agigantados que la sociedad educativa va dando en los últimos años, aunque aún queda mucho camino por recorrer. Esto se debe a que las casas de estudio forman a personas que van a salir a estos nuevos mundos, por lo que la evolución constante no es más que una evolución tanto para las instituciones, como así también para los estudiantes que la habitan.

Una de las principales cuestiones que debe tener en cuenta el ámbito educativo son las cuestiones digitales, las nuevas formas de comunicación y de resolver las diferentes problemáticas, ya que se cree que, en un futuro, no tan lejano, el 90% de los trabajos estarán sumamente enfocados en lo digital.

Para ellos es importante prestarle mucha atención a cuatro áreas importantes como lo son: La resolución de los problemas con los que un empleado debe enfrentarse, la capacidad de autogestión con la que cuenten los trabajadores, la unión y el trabajo en equipo de cada una de las partes que componen las sociedades, y por último, pero prácticamente lo más importante, todo aquello que se relaciona con la tecnología, su uso y desarrollo.

Con la llegada de la tecnología el modelo didáctico tradicional fue perdiendo terreno ya que la modalidad de enseñanza es básica, con un eje central puesto sobre el profesor y sus alumnos y las bases teóricas, mientras que el modelo didáctico tecnológico toma por importante en partes iguales tanto a la práctica, como también a la bibliografía y a las investigaciones científicas. Este último busca brindarle al estudiante una forma eficaz y moderna de formación, con contenidos que se actualizan en todo momento, al igual que lo que sucede con la vida misma, y sus evaluaciones además de las tradicionales, se le suman diferentes test y ejercicios que también se agregan al proceso.

 

IMSS reconoce fallas en capacitación y entrega de insumos por COVID-19

Para poder estar a la altura de los avances tecnológicos, la comunidad educativa deberá encontrarse atenta y abierta a la constante evolución si es que no quiere morir en el intento.

5/5 - (1 vote)

Noticias relacionadas

Dejar un Comentario