Popeye asesinó a 250 personas

Popeye

John Jairo Velásquez Vásquez, mejor conocido con el alias de Popeye, era el sicario más famoso del poderoso y extinto capo de la droga colombiano Pablo Emilio Escobar Gaviria, quien durante la década de los 80 y principios de los años 90 lideró el temible Cartel de Medellín, una organización criminal dedicada a exportar cocaína a los Estados Unidos que logró doblegar al Estado colombiano y permear muchas de sus instituciones. Falleció este jueves en Bogotá, a los 57 años, afectado por un cáncer de esófago.

A Popeye se lo acusó de ser responsable de por lo menos 3000 crímenes, que van desde secuestros y extorsiones, hasta asesinatos y magnicidios. Él fue el hombre de confianza de Escobar, su lugarteniente, y bajo las órdenes de “El Patrón”, contribuyó para que los narcos fueran por muchos años amos y señores de Colombia.

La historia de John Jairo Velásquez Vásquez comenzó un 15 de abril de 1962 en un pequeño pueblo de Antioquia llamado Yarumal. Durante su juventud prestó el servicio militar en el Ejército colombiano, comenzando así un romance con las armas que lo llevaría años más tarde a la senda del crimen.

Su lugar en la estructura del Cartel de Medellín está abierto a debate, aunque su participación en los crímenes más atroces adjudicados a esa organización da cuenta de le cercanía que tenía con su líder, Pablo Escobar. Sin embargo, el mito de “Popeye”, apodo que adquirió en el Ejército por su parecido al personaje de las caricaturas, ha crecido en gran medida gracias a sus propias historias y testimonios, que narran con lujo de detalles sus épocas de delincuente.

No hay muchos capaces de contradecirlo, los personajes de sus historias están hoy muertos en gran mayoría, o en cárceles en el extranjero. Por su parte, Popeye se entregaría a la justicia en 1992, un año antes de la muerte de Escobar, y pagaría una pena de 23 años en Colombia. Tras quedar nuevamente en libertad se dedicó a llevar sus historias de los años dorados de la mafia colombiana a YouTube.

Sobre él se han escrito libros, inspirado series de televisión y novelas, pero hoy su historia finalmente terminó, ya que desde la cárcel a la que regresó por incurrir en nuevos crímenes de extorsión, le fue diagnosticado un cáncer de esófago en fase terminal (estado IV), con metástasis en pulmones, hígado y otros componentes abdominales, que acabó este jueves con su vida.

Confeso asesino de más de 250 personas, de secuestros, extorsiones y atentados con bombas en varias ciudades de Colombia, estos son los crímenes más destacados que cometió en su carrera al lado de Escobar y los narcos de Medellín.

¿Qué opinas?

Entradas relacionadas