Puntos para entender qué cambia y qué no tras el Brexit este viernes

Brexit

El prolongado divorcio de Gran Bretaña de la Unión Europea finalmente está sucediendo: dejará el bloque a las 23 horas de Londres, el 31 de enero (17 horas de la Ciudad de México. Pero esa línea de meta también es la partida para la batalla sobre cómo funcionará la separación en la práctica.

En teoría todas las facetas de los negocios y la vida cotidiana se mantendrán sin cambios, mientras que el Reino Unido y la UE abordan detalles específicos sobre temas que van desde el comercio hasta el intercambio de datos, los derechos de pesca y la cooperación de seguridad. La nueva fecha límite es el 31 de diciembre de 2020, una fecha ambiciosa dado que tales acuerdos generalmente tardan años en concretarse.

  1. ¿Aún no se ha terminado el Brexit?

Casi. Fue un acuerdo hecho después de las elecciones en el Reino Unido que cambiaron el juego el 12 de diciembre, cuando el Partido Conservador del primer ministro, Boris Johnson, ganó una enorme mayoría de 80 escaños y un mandato para hacerlo.

La aprobación por parte del Parlamento del Proyecto de Ley de Retirada el 23 de enero evita un Brexit desordenado o «sin acuerdo», y permite una transición de 11 meses a la vida de Gran Bretaña en el exterior. Durante ese tiempo, el Reino Unido seguirá comerciando libremente con la UE y estará sujeto a la mayoría de sus leyes, aunque no tendrá voz en hacerlas.

  1. ¿Cómo se verá Brexit al principio?

El Reino Unido ya ha actualizado la portada de los pasaportes recién emitidos, pero otros cambios este año serán más difíciles de ver:

-La libre circulación de ciudadanos de la UE y británicos dentro y fuera del bloque seguirá siendo la misma durante el período de transición; sin cambios en los cruces fronterizos ni en los cargos por roaming de teléfonos móviles.

-Entrará en vigor un acuerdo que protege los derechos de más de 3 millones de ciudadanos de la UE que viven en el Reino Unido y alrededor de un millón de ciudadanos británicos que residen en el bloque. El acuerdo les permite quedarse donde están y seguir disfrutando de las pensiones y el acceso a la atención médica donde viven.

-Gran Bretaña pagará su factura de divorcio, cumpliendo las obligaciones que hizo con la UE mientras era miembro. Eso podría sumar unos 33 mil millones de libras (43 mil millones de dólares).

-Los planes para evitar una frontera dura en la isla de Irlanda se pondrán en marcha, aunque no entrarán en vigor hasta el final del período de transición.

  1. ¿Qué queda sin resolver?

La legislación del Brexit no toca la cuestión mucho más grande de la relación futura entre la UE y el Reino Unido después del final del período de transición en diciembre.

Se espera que las dos partes hayan firmado un acuerdo de libre comercio para entonces, pero eso es una cuestión de negociación política. Si, por ejemplo, trabaja para una empresa japonesa con base en Londres que exporta a la UE, todavía no tiene certeza sobre los términos de intercambio en el Canal de la Mancha a principios de 2021.

Se prevén más disputas políticas en los próximos meses, junto con el rumor de que Gran Bretaña podría estar tratando de transformarse en un ‘Singapur sobre el Támesis’ de baja regulación.

  1. ¿Qué significa ‘Singapur sobre el Támesis’?

Es un código para el Reino Unido posterior al Brexit que se parece más al régimen regulatorio de «toque ligero» que se encuentra en la ciudad-estado asiática.

Johnson cambió los compromisos del Reino Unido de cumplir con los estándares de la UE sobre impuestos, derechos laborales y medio ambiente fuera de la parte legalmente vinculante del acuerdo y en la declaración política separada y no vinculante.

Eso le da una mayor libertad para divergir de las normas de la UE después del Brexit, pero también podría hacer que un acuerdo comercial integral con la UE sea mucho más difícil.

El presidente francés, Emmanuel Macron, resumió claramente el problema que enfrentarán los británicos: «Cada vez que se aparten de las regulaciones de la UE, se desviarán de un acuerdo ambicioso», dijo a los periodistas en las horas posteriores a la victoria de Johnson.

Bruselas difícilmente permitirá el acceso del Reino Unido a su mercado único de 500 millones de personas y, al mismo tiempo, dejará que debilite la competitividad de sus miembros.

  1. ¿Qué pasa si no pueden llegar a un acuerdo para fines de 2020?

Los negociadores de la UE han advertido que la fecha límite de diciembre de 2020 no es realista. Johnson ha descartado prolongar el período de transición, aunque ya ha cambiado de opinión antes.

Si la UE y el Reino Unido no llegan a un acuerdo, el país podría «colapsar» al final del período de transición y volver a comerciar con la UE en términos comerciales negociados en 1995 por los miembros de la Organización Mundial del Comercio. Se parecería mucho a un Brexit sin trato. Mejor eso, dicen los brexiters de línea dura, que estar sujetos a las leyes de la UE sin poder decidir sobre ellos.

El momento decisivo vendrá antes de la fecha límite del 1 de julio para buscar una extensión.

  1. Entonces, ¿qué tipo de trato es posible?

Lo más probable es que Gran Bretaña pueda tratar de llegar a un acuerdo rápido y ‘sucio’ asegurando aranceles y cuotas cero en los bienes, algo sugerido por Ivan Rogers, exembajador del Reino Unido en la UE.

Debido a que la UE disfruta de un excedente de bienes con el Reino Unido, eso podría ayudar a los fabricantes de automóviles alemanes. Pero un acuerdo sobre bienes que excluye servicios, donde el Reino Unido tiene un gran superávit con la UE, podría dañar la industria financiera de la ciudad de Londres en particular.

 

Fuente: El Financiero

Entradas relacionadas