Santo Tomé y Príncipe, un paraíso escondido

Aunque parezca producto de la fantasía o de la ficción, existen lugares en el mundo de los que muy pocas personas han oído hablar. Son paraísos escondidos en medio del océano, rodeados de una historia increíble y que, por alguna extraña razón, afortunadamente continúan fuera de los radares del bullicioso turismo a gran escala de las empresas de viajes.

Viajar a un mundo detenido en el tiempo

Santo Tomé y Príncipe es un pequeño país insular africano y quizás uno de los lugares menos visitados de la tierra. Un lejano y al mismo tiempo cercano paraje, escondido cerca de las costas de Guinea ecuatorial, estas hermosas islas volcánicas están ubicadas a 0°20’ Norte y 6°44´Este, lo que convierte a Santo tomé y Príncipe en el lugar habitado más cercano a lo que se podría llamar el ombligo del mundo.

Con un excelente clima tropical, este pequeño país es un paraíso que parece haberse detenido en el tiempo, de gente afable y cordial, es una de las mejores alternativas para tener unas vacaciones diferentes, un viaje a una experiencia de descubrimientos en un lugar de playas vírgenes y de fauna única en el mundo, con aves exóticas y vistas que parecen paisajes de la era jurásica, seguro que vale la pena hacer realidad esta aventura.

¿Cómo llegar a Santo Tomé y Príncipe?

Para viajar desde Europa a estas islas encantadoras, solo se puede hacer desde Lisboa, desde donde parten varios vuelos durante la semana, con una pequeña escala de casi una hora en Accra, la capital de Ghana. Luego, en poco tiempo, el viajero llegará a su destino para comenzar a vivir una experiencia de aventuras y descubrimiento que pocos han tenido la oportunidad de vivir.

Además, existen empresas especializadas que ofrecen excelentes opciones para visitar estas islas, y la mejor recomendación es hacer el viaje a Santo Tome y Principe con Pangea.

Un mundo donde el tiempo transcurre lentamente

El lema de los habitantes de Santo Tomé y Príncipe es “leve leve”. Es algo así como ir despacio, sin prisa, nada de agobiarse. Y quién querría estresarse en un lugar que parece detenido en el tiempo, donde la naturaleza ofrece todo lo que el hombre necesita para vivir, un paraíso tropical de playas inmaculadas y selvas vírgenes.

En Santo Tomé y príncipe, la naturaleza es la protagonista

Los amantes de la naturaleza y los paisajes selváticos y tropicales seguro son los que más disfrutarán la aventura de rodear este pequeño país lleno de maravillas, es fácil apreciar espectáculos que muy pocos en toda su vida podrán observar como, por ejemplo, el desfile de ballenas jorobadas que entre los meses de junio y octubre se dejan ver con mucha facilidad rodeando las islas desde donde salen embarcaciones con turistas para su encuentro.

Los delfines en enormes grupos son compañeros asiduos de los barcos que visitan las ballenas, haciendo la delicia de los viajeros. Hacia los meses de noviembre, diciembre,  febrero y marzo las tortugas marinas ofrecen a los turistas una oportunidad única de observar un acontecimiento sin igual, el desove en las playas de las gigantes tortugas de mar, hasta cuatro especies de estos animales acuden a las islas a depositar sus huevos.

Una tierra de chocolate y café

Santo Tomé y Príncipe fue una antigua colonia y portuguesa por lo que el idioma que se habla en las islas es el portugués, otra herencia de la época colonial es el desarrollo del cultivo de dos de los principales productos del país, el cacao y café. Una visita a las antiguas haciendas productoras es obligatoria para degustar un fresco y aromático café o disfrutar de delicioso menú preparado con coco y chocolate.

La industria hotelera le ha sacado muy buen provecho a la infraestructura de las antiguas haciendas, muchas convertidas en atractivos y confortables hoteles. Además, hay una muy buena oferta de alojamientos diseñados para el confort y que están pensados para estar en sintonía con el entorno y así preservar la belleza de ese paraíso tropical.

Definitivamente Santo Tomé y Príncipe con sus paisajes naturales, playas vírgenes y su gente amable, además de una fauna exuberante, es el viaje soñado para todo aquel que quiera unas vacaciones inolvidables.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario