Un canguro bebé huérfano aferrándose a un oso de peluche se viraliza (video)

La historia de Doodlebug, el cangurito, es muy singular. Este pequeño fue rescatado en Australia cuando solo tenía dos meses de nacido y de inmediato lo trasladaron a un centro de cuidados especiales llamado WIRES, que funciona en Nueva Gales del Sur.

Allí sucedió algo muy singular: al encontrarse en cautiverio, Doodlebug encontró un oso de peluche que colgaba de uno de los árboles de aquel lugar, y fue amor a primera vista. De inmediato el cangurito se encariñó con el juguete, abrazándolo con un afecto enternecedor.

Gillian Abbot, la encargada de WIRES, tomó una fotografía del pequeño Doodlebug y su osito de peluche y la envió a su hijo, el conservacionista y fundador de Wildoz, Tim Beshara, quien a su vez la publicó en su cuenta de Twitter reseñando el curioso y tierno hecho.

Tim se llevó una enorme sorpresa al ver que al día siguiente, la fotografía se había hecho viral. No habría sido extraño que se hablara de la linda historia de Doodlebug en Australia, pero la tierna foto había cruzado el océano y se hablaba de ella en países como Brasil y Rusia.

¿Qué opinas?

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario