¿Y la presidenta de la CNDH? Callada, omisa, cómplice (video)

 

En una polémica comparecencia de la ‘OmbudspersonRosario Piedra Ibarra ante legisladores, la bancada de Morena defendió con uñas y dientes su gran actuación (sic) al frente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

 

A tal grado fue la consigna de proteger a la amiga del Ejecutivo de la Nación que, incluso, diputados y senadores morenistas impidieron dar uso de la palabra a Porfirio Muñoz Ledo, para que no cuestionara a la flamante presidenta de la CNDH.

 

Muñoz Ledo, un político con gran experiencia, que se ha convertido en la única voz crítica, en la conciencia, en el Pepe Grillo (del partido en el poder) en el Congreso de la Unión.

 

PROTEGIDA POR GUARURAS

Antes de llegar al salón de sesiones, en el estacionamiento del recinto, blindando el auto en el que viajaba por numerosos guaruras, la presidenta de la CNDH fue abordada por la prensa. Pero ella, para no variar, se quedó “callada, omisa, cómplice”.

 

Manuel Lopez San Marti, en su cuenta @MLopezSanMartin, escribió: 

NADA sobre contrarreforma al sistema de justicia que se cocina

NADA sobre la crisis en la frontera sur

NADA sobre reclamos de padres que ruegan por medicamentos contra el cáncer para sus hijos

 

 

¡NADA!

Efectivamente, ¡Nada!, porque tal parece que la tarea de la ‘ombudsperson’ es servir al Presidente, protegerlo, que no se despeine, y no el fungir como la defensora del pueblo.

 

Sólo recordamos al delirante Gobierno de la Cuarta Transformación que esta figura jurídica es un claro ‘termómetro’ de los graves problemas sociales por lo que atraviesa una democracia.

Entradas relacionadas