Así fue el Día Mundial sin Pantalones en Nueva York

 

Estefania Ruiz

Centenares de personas desafiaron las bajas temperaturas de la llamada Ciudad de los Rascacielos, para viajar en calzoncillos en el metro neoyorquino, en el marco del Día Mundial Sin Pantalones, o No Pants Subway Ride, evento anual al que se convoca desde 2002.

 

La camaradería y un ambiente divertido se percibía en los pasillos de las estaciones y los vagones del subway, donde se observaban todo tipo de personas, edades y de etnias, así como cuerpos contorneados y exuberantes, hasta delgados y otros con evidente sobrepeso. 

Mujeres participan en el evento anual 'No Pants Subway Ride' en Manhattan, Nueva York (Reuters)

“HACER REÍR Y DIVERTIRSE”

Se trató de la décimo octava edición del Día Mundial Sin Pantalones, organizada por la organización de comediantes Improv Everywhere, donde las bajas temperaturas no enfriaron el ánimo de los participantes.

 

Sus organizadores han indicado que el objetivo de tan singular celebración no es ofender, sino ‘hacer reír’ y divertirse.

 

Personas de todos los estratos, sexos, edades y etnias participan en el evento anual (Reuters)

SE DIVIDIERON EN PEQUEÑOS GRUPOS

La dinámica a seguir fue la siguiente: los participantes se congregaron en seis puntos a lo largo de la urbe neoyorquina, donde se dividieron en pequeños grupos.

 

Y si alguien cuestiona a algún integrante sobre la falta de la prenda de vestir, la regla básica es siempre responder que ‘olvidaron los pantalones en casa’.

 

Un hombre mira su teléfono mientras espera el convoy en el metro de Nueva York (Reuters)

¡ABAJO LOS PANTALONES!

Si bien portaban suéter, abrigos, gorras y guantes para protegerse de los menos 8 grados centígrados registrados en Nueva York, una vez dentro del metro se observó como muchos participantes se quitaban los zapatos para despojarse de sus pantalones. 

 

Una persona remueve sus pantalones durante el viaje del metro que lo llevará a Union Square, el punto de reunión final del evento (Reuters)

¿POR QUÉ NO?

“No importa el frío, yo también andaría en pantalones cortos para divertirme, ¿por qué no?”, indicó un usuario que también se dirigía a Union Square, lugar emblemático donde termina este singular evento cada año.

Participantes usaban prendas pesadas como chamarras, suéteres y gorros, para protegerse de la fría temperatura a -8° Celsius (Reuters)
DISFRAZADOS TAMBIÉN

Algunos participantes optaron por también disfrazarse, “la idea es divertirse a rabiar”, comentaron algunos.

 

Algunas personas también se disfrazaron para el evento (Reuters)

IDEA QUE SE REPLICA EN OTRAS URBES

El evento se celebró por primera vez en la Ciudad de los Rascacielos en 2002,  y se ha extendido paulatinamente a otras urbes estadounidenses como Chicago, San Francisco y Washington, así como del planeta entero como Berlín, Buenos Aires, Copenague, Londres, Milán, Praga y Varsovia.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario